Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Hilos Tensores

Los hilos tensores son una excelente opción para combatir la flacidez facial, dando el efecto de un lifting facial sin recurrir a la cirugía. Son recomendados especialmente para corregir la flacidez facial, elevar las mejillas, restaurar el óvalo facial, mejorar los surcos nasogenianos, reducir arrugas en el contorno de ojos, tratar el código de barras, y lograr una elevación en el cuello, entre otros beneficios. Este procedimiento es seguro y eficaz para brindar resultados visibles y duraderos.

  • Son biocompatibles
  • Los resultados son inmediatos
  • Se obtiene un efecto lifting sin cirugía
  • Estimula la producción de colágeno
  • Le dan elasticidad y vitalidad a la piel
  • Elevar mejillas
  • Corregir patas de gallo y surcos nasogenianos
  • Estrechar el mentón
  • Perfilar la mandíbula
  • Reestructurar el pómulo
  • Corregir la nariz
  • Elevar las cejas
  • Disimular la papada y el doble mentón
  • Mejorar el aspecto del cuello
  • Dar luminosidad a la piel
  • Rejuvenecer las manos y pies

La cantidad de hilos tensores a usar en un tratamiento dependerá de los objetivos específicos del paciente y las características de la zona a tratar. El médico especialista determinará la cantidad adecuada para lograr los resultados deseados.

En cuanto a la duración de los efectos, esto puede variar. En promedio, los resultados suelen mantenerse entre 12 y 18 meses.

No se requiere una preparación previa específica para el tratamiento con hilos tensores, pero se recomienda evitar el uso de anticoagulantes antes del procedimiento.

Después de la aplicación de los hilos tensores, Puedes aplicar compresas frías para reducir la hinchazón y dormir boca arriba durante unos días. Después de 24 horas, puedes retomar tu rutina de cuidado de la piel y maquillaje. Es importante seguir las indicaciones médicas para una recuperación adecuada.

PRODUCTOS RELACIONADOS

AGENDA TU CITA

Completa los datos para comunicarnos contigo y agendar tu cita para valoración estetica